Consejo de autor

Naturaleza y escritura

Estoy convencida que la naturaleza es una fuente indiscutible de creatividad. Es cuando estoy en contacto con ella que siento la inspiración crecer en mi interior, dándole vida a una nueva creación. Según Tina Welling, autora de Writing Wild- Forming a Creative Partnership with Nature , generar una conexión más fuerte con nuestro entorno dará como resultado una escritura que sana, inspira, nos hace sentir vivos y logra un vínculo profundo entre el lector y su audiencia. A partir de esto, nos introduce a la spirit walk o caminata espiritual, en la que ponemos nuestro cuerpo y nuestros sentidos en contacto total con nuestro entorno, intentando buscar y generar ese vínculo tan profundo con el mismo. Los únicos elementos que necesitamos llevar con nosotros son lápiz y papel, ya que cuando escribimos plasmamos nuestro ser (mente, cuerpo y alma) sobre la hoja en blanco. Tina Welling nos recomienda elegir un lugar donde podamos estar en plena conexión con la naturaleza y realizar la camina espiritual  solos, en lo posible.

La spirit walk se divide en tres partes:

  1. Naming- denominación. En esta primera etapa, nuestra conciencia pone en alerta a nuestros sentidos para recibir información de lo que nos rodea.
  2. Describing- descripción. Aquí ponemos nuestro cuerpo y sentidos en contacto profundo con el entorno.
  3. Interacting- interacción. Esta fase nos invita a establecer una relación con lo que se encuentra a nuestro alrededor.

En la primera parte comenzaremos a caminar mientras que denominamos y volcamos en una lista todo aquello que es percibido por nuestros sentidos. Lo que vemos, escuchamos, las texturas que tocamos, aromas que se cruzan en nuestro camino, y demás. De esta manera, realizaremos una recorrida por cada uno de nuestros sentidos.

Luego continuaremos con la segunda etapa de esta caminata. Nos enfocaremos en algo que nos haya llamado verdaderamente la atención, como por ejemplo una flor silvestre, rama, hoja caída, piedra o semilla. Una vez hecha nuestra elección, realizamos una “radiografía” en palabras. Es decir, describimos cada detalle de aquello que elegimos: tamaño, textura, aroma, sonido que provoca al estar en contacto con nuestras manos o al dejarlo caer, incluso procuraremos llevarlo a nuestra boca para conocer  su sabor.

Finalmente, buscaremos un lugar donde podamos estar cómodos, y allí comenzaremos nuestro intercambio con el entorno, interactuando con el mundo exterior natural y nuestro propio universo interno de emociones y experiencias íntimas.

Emprendí varias spirit walks, y cada una de ellas me resultó especial, única. Cuando llego a la parte de interacción, me asombro de lo que florece desde mi interior debido a que en general desconozco la existencia de ciertos recuerdos o sentimientos dentro de “mi mundo”, siendo estos despertados por la mismísima fuente de inspiración que es la naturaleza.

¿Qué esperas para ir tras una caminata espiritual?

luke-porter-308806-unsplash
Photo by Luke Porter on Unsplash

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s